Palitos de Bambu Experimentar, conocer y palitear!

Information

This article was written on 04 Jun 2009, and is filled under Uncategorized.

Las oreo

La primera vez que conocí  las oreo tenia 12 años. Estaba ayudando en el primer supermercado de mis padres como todos los días. No era la mejor tarea ni la más divertida, pero tenía una ventaja muy tentadora: podía probar los nuevos productos antes que nadie. Así fue ese día, cuando la distribuidora de Nabisco vino con un paquetito de muestra gratis de oreo.

Oreo-and-Milk-oreo-1413993-403-400

Al decir la verdad, nunca me gustaron. Hasta que ví una publicidad en la cual un niño, con mucho placer, sumergía la oreo en la leche antes de comerla.  Esta misma escena me hizo recordar mi desayuno de toda la infancia: el churro chino. Hacía exactamente lo mismo, pero en leche de soja y me daba tanto tanto placer!

El churro chino para nosotros es como el croissant o pain au chocolat para los francés: el desayuno cotidiano. Con el nombre: barra de aceite, ya se deben imaginar toda la caloría que contiene (  en realidad no muchos menos que la croissant!!) Mi padre solía levantarse temprano e iba al mercadito de la mañana para comprarlo, junto con un litro de leche de soja. Comerlo era toda una ceremonia: separar las dos tiritas entrelazadas, cortar con las manos cada una en pedacitos, y sumergirlas en la leche. Placer inmenso.

huangmu_1185936516

El churro tiene un origen. En la dinastía Song del sur, ( aprox. 1100 DC) Qin Kuai, el gran traidor, envío a la familia Yue super patriota, a la pena de muerte acusándolos de nada. ( No sabia de que acusarlo entonces reclamaba que no hacia falta encontrar prueba). Los ciudadanos le tenían tanta rabia , y al no poder manifestarlo abiertamente, decidieron hacer con dos bollitos de harina la figura de Qin Kuai y su esposa, los estiraban y entrelazaban al máximo y lo freían al aceite súper caliente. Y después lo trituraban con los dientes comiéndolos.

Ya no se si la historia fue inventada para educar a los niños, como lo es con la historia de la policía que venia a buscar al chico malo. Lo cierto es que no creo que quieran ser enemigo de algún chino. ( Estirado, entrelazado, y frito!) Mas allá de la violenta historia, el churro me acompaño un largo tiempo de mi vida. Un churro, un yuan, un gusto y un sentimiento.

One Comment

  1. richard
    June 9, 2009

    Muy interesante!
    Falta la receta de los churros!