Palitos de Bambu Experimentar, conocer y palitear!

Information

This article was written on 25 Aug 2009, and is filled under Uncategorized.

Cuando caen las hojas…

Cuando el tren llego a la estacion de “Zao Zhuang” fue una sensacion rara, un cocktail de emociones. Fueron 5 anios desde la ultima vez que volvi a esta ciudad.

De los 4 nietos que tiene mi abuelo, soy la unica que siempre estuve lejos. Mi abuela cuando era joven habia soniado un dia un caballo que se iba alejando, por mas que ella trataba de retenerlo, no habia podido. Dentro de todos los cuatros hijos, mi papa es el unico que es “caballo” en el horoscopo chino. Parecia que el destino ya estuviera escrito.

“Zao Zhuang” era una ciudad bastante pequenia en comparacion con las otras en China, pero tiene tambien unos 4 millones de habitantes. China tiene esa cosa que te sorprende. Ahora me asombra aun mas. Hacia 5 anios, era todavia una ciudad bastante remota, sin ningun edificio importante. Ahora, no solo esta invadida por edificios altos y lagunas artificiales, sino tambien se habla de la construccion de una linea ferroviaria a una velocidad mas de 250 km por hora que acortara aun mas la distancia con las grandes capitales.

Mi abuelo ya me estaba esperando en la placita dentro del complejo de edificios. Fueron 5 largos años desde la ultima vez, 17 aún más largos años desde que me fui del país.

Para los chinos, viajar lejos es algo frecuente. Muchas veces los hijos deben ir a otra provincia a trabajar o a estudiar, pero los mayores no los retienen en la ciudad natal, sino los dejan volar, como el pajaro que tiene que explorar su mundo. Pero ellos esperan todos los dias que algun dia, el pajaro vuelve a su nido. “Cuando caen las hojas, vuelven a la raiz.”

No voy a olvidar nunca lo que me dijo mi abuelo cuando nos vieron bajar del auto: “ Que bueno que volvieron,  que bueno que volvieron.”

Comments are closed.