Palitos de Bambu Experimentar, conocer y palitear!

Information

This article was written on 22 Mar 2010, and is filled under Costumbres & tradiciones.

Laburar como un chino

A veces me da gracia como la gente compara el exceso de trabajo con los chinos, “trabajar como un chino”, y también cómo ellos asimilan a los trabajos complicados y densos: “trabajo de chino”. Realmente los chinos venimos con un ADN más trabajador? O porque nacimos con un “software” diferente al de los occidentales? Hoy vamos a craquear el secreto.



En primer lugar, francamente, no se cuanto tiene que ver con los genes. Porque les puedo asegurar que los vagos son iguales en todos lados, y chinos vagos sí que hay. Pero lo muy cierto es que se inculca una cultura de trabajo desde temprana edad. Los chinos, desde hace miles de años ya insistían que “Impossible is nothing”. Que si un realmente tuviera esa ganas de hacer, hasta el cielo se conmovería para ayudarlo. De esto se reduce que cuando hay algo que no se da, es porque uno no se esforzó lo suficiente, por ende siempre hay que hacer lo imposible y lo posible. En el mismo caso, para los occidentales, “C’est la vie”.

Por el otro lado, los chinos tienen una filosofía diferente al del occidente sobre la vida, el presente y el futuro. Para ellos, hay que tratar de hacer todos los trabajos ahora, para poder disfrutar tranquilamente en el futuro. Esto está íntimamente ligado con el budismo que creen en la próxima vida, en la próxima próxima, y en la de después de la próxima. Entonces, habría que obrar bien en esta vida para que en la siguiente uno pueda estar mejor. Al tener esta creencia, todos los sufrimientos se hacen más tolerables, porque saben que se sufre una sola vez, y que en la próxima vida todo es maripositas y brillitos. El chino trabaja y trabaja durante la juventud para poder no hacer nada después de la jubilación. Muchos anhelan tener una vejez digna, y también tener un “banquito” por si las moscas. “Saving for the rainning days”

Pero su contraparte, los occidentales piensan distintamente. La vida es una sola, hay que disfrutar el presente. Y anda saber cuanto dura, entonces más habrá que vivir el HOY. Por eso, respetan tanto las vacaciones sagradas, hacen más fiestas, y como consecuencia, tienen menos ahorros y para algunos difícilmente llegan al fin de mes.

En el camino a las ruinas de Pisaq, en Cuzco, había 2 maneras de volver a donde estaba los buses. Uno muy corto, pero muy empinado, y el otro, más largo, pero con una subida paulatina. La gran mayoría de mis amigos chinos eligieron el corto pero duro, y los otros prefirieron sufrir menos, pero tenían que caminar por más tiempo. Lo mismo pasa con la comida, muchos prefieren comer lo que les gustan primero, pero otros prefieren dejarlo a lo ultimo, para terminar con el gusto preferido en la boca.

Y vos? Qué camino elegirías
?

Comments are closed.