Palitos de Bambu Experimentar, conocer y palitear!

Information

This article was written on 30 Jun 2010, and is filled under Costumbres & tradiciones.

Current post is tagged

, , ,

Cuando Google se encontro con Hu

Estos días, Google se encontró en una posición muy incomodo, está a la deriva del gobierno chino para la renovación de su ICP, licencia como proveedor de contenidos de Internet.  Normalmente debería ser algo automático, pero la historia tiene otra vuelta después del marzo último ante el heroico anuncio de Google sobre oposición al bloqueo de informaciones en China. El gobierno chino se limitó a opinar poco y nada durante todo este periodo, y dejó a Google solo con su monólogo de un idealista capitalista.


Google obro mal y muy mal para una empresa de su talla desde el momento que decidió ir en contra de un gobierno extremadamente inflexible. Creo que los dirigentes absentaron a todas las clases básicas de estrategias de negocio con los chinos, se olvidaron el manual de cómo hacer negocios en este país y sin hablar que se confundieron que están tratando de lucrar en el territorio chino y no en el “God blessed” America.

En primer lugar,  se olvidaron que los superhéroes no existen. Quizás todos los extraterrestres y Alien solo aterrizan en USA, y solo un rubio americano y una chica 110-60-100 son capaces de salvar al mundo de estos males,  pero eso queda solo en las películas. Google cometió el gran error de pensar que son los salvadores del derecho de la libre expresión en China. Metió el dedo en donde no se debía. Porque esta acción es justamente lo que un chino patriótico más detesta: venir con la bandera de salvador del pueblo chino. Debe saber que la Republica Popular de China ni ha llegado aun a su primer centenario, y la gran mayoría de la población aun son fiel seguidores de Mao, incluso, aun una parte tiene una rechazo hacia lo occidental. No entendió tampoco que para un chino, el país es una casa, y a nadie, inclusive los occidentales, les gustan que les matan un dedo en los asuntos de sus propias casas.

El Google no debió ponerse su campera de victima del régimen Chino. Cuando decidió entrar al mercado chino, sabía perfectamente los términos del contrato y las restricciones que habían. No hubo ninguna letra chica ni cláusulas escondidas. El gobierno Chino fue simple y conciso: hay que censurar. Y ellos fueron oportunistas y lo aceptaron.

Sin embargo, después de 4 años pocos exitosos, a mi punto de vista por su inflexibilidad hacia la cultura China, parecieran que se levantaron con una amnesia severa, se olvidó todas las cláusulas firmadas, y se olvidó que un contrato firmado es un contrato firmado: no es negociable! Y ni hablar de algo que puede llegar a provocar un cambio de política interna importante. Hacer negocio en China implica aceptar 100% sus reglas guste o no. Más en China que tiene un régimen centralizado. El que piensa que puede llegar a aportar su “grano de arena” y pueda llegar a cambiar algo está equivocado desde un principio. Es muy tentador un mercado donde se encuentra el 20% de la población mundial, donde el poder adquisitivo esta creciendo de manera exponencial. Pero no es algo simple. Sino estarían todos allí. No es fácil ganar la plata, y aun más difícil ganarlo de los chinos.

Y peor aun, no debió exponer el asunto a un nivel de “internacional”.  Como dice un dicho chino: se quito su propio camino de escape. Al anunciarlo con al alto parlante, Google pasó a ser representante de Estados Unidos, y ya la manera de solucionarlo se vuelve cada vez inflexible. Si fuera algo más en perfil bajo, quizás pero muy quizás podrían llegar a un acuerdo extra oficial. Pero ahora no, forzaron al gobierno chino a entrar a la pista de baile y no hay marcha atrás. Hay que seguir el baile.

No se como se ilusionó que el tema de libertad de expresión es algo que pueden cambiar ellos, cuando Estados Unidos  y otros países occidentales no pudieron lograr ni con una lucha de décadas  ni con el intento del boicoteo de los juegos olímpicos. Google con su acción, desafío directamente al gobierno chino. No se que espera que reaccione Hu, pero es obvio que si de casualidad concede lo que Google reclamaba, en dentro de corto periodo se le van a venir 50 empresas más reclamando lo mismo, y ni hablar de los otros miles reclamando otras cosas. Para un país con 1.400 millones de habitantes, es más que obvio que las cosas no van a cambiar de una manera impulsiva.  China jamás se dejó presionar por nadie en ningún asunto, ni antes, ni ahora, y ni menos que menos por una empresa americana.

Google decidió apostar en Marzo contra el gobierno chino, y le fue muy mal. Se equivocó en 2 cosas: el timing y el poder de negociación. Me sorprendió que no había contemplado la imposibilidad de la renovación de su licencia, especialmente tan poco tiempo después.  O fue realmente tan naive de pensar que iba a salir con lo suyo.

El timing es algo muy importante en cualquiera de las decisiones tomadas. Si hubiera anunciado esto durante los juegos Olímpicos, quizás aún podía salir beneficiado por la presión internacional sobre la promesa incumplida de los chinos con respecto a la libertad de expresión. Pero los juegos ya finalizaron, y fue hace 2 años.

También se sobreestimó su poder de negociación. Es difícil de sentarse a negociar cuando no tiene ningún As debajo de su manga. Google tuvo la mala suerte de tener a un clon Chino Bai-du antes que su entrada al mercado, que es utilizado por más del 60% de los Chinos. Fue muy inflexible con su estrategia de negocio tratando de imponer sus visiones americanas, y así les fue. Entonces, con solo 30% de market share, no presenta ninguna amenaza ni desestabilidad.  De hecho, el gobierno sabe perfectamente que tanto Baidu, Yahoo, como otros están más que felices para absorber estos clientes. Google apostó que al llevarlo al nivel internacional quizás podía contar con algún apoyo, pero tuvo que luchar solo. Nadie, ni el propio gobierno americano, en el medio de una crisis económica profunda fue capaz de darle una mano. Como decía el antiguo dicho: Es como la buda de barro cruzando el río, ni él se puede salvar.

Google fue demasiado americano impulsivo e imponente. Domina el arte de “Think global” pensar a nivel internacional, pero no supo “act local”, actuar ajustando a lo local. El americano esta demasiado acostumbrado a ser el salvador del mundo, Al imponer sus ideas y sus reclamos, a ser el “big brother” de todos los países. Pero en China no puede venir con ese cuento. Ser una empresa creativa no es suficiente en China, valoran a parte de la innovación el respeto por la tradición y la cultura.

Estos días Google se mostró un gran marcha atrás. Fue el comienzo de una obediencia tardía. No sólo dejaron de redireccionar automáticamente a Google HK, si no, comenzaron de nuevo a funcionar el motor de búsqueda pero de algunos contenidos no “polémicos”.  Finalmente el gobierno chino supo imponerse y obrar con la mano dura. Se mantuvieron en una posición silenciosamente incomodo para el oponente. Es también parte de la estrategia de negociación. No hay nada mas temible y desestabilizante que un silencio sepulcro, como suele hacer en China.

Seguramente le renovará el contrato, pero no será de manera fácil, lo van a hacer sufrir. Seguramente durante las reuniones extras oficiales les indicaron bien como Google debería hacer para salvar la torta. Esta lección les costó caro, pero espero que finalmente entenderán que hacer negocios en china no se tratar de imponer una idea, sino  de ser flexible y adaptarse a los Chinos.

Personalmente me decepcionó mucho como empresa, porque actuó con una actitud adolescente e impulsivo. Nada acorde con su tamaño. Si el capítulo se hubiera cerrado en aquel día en el cual decidieron cerrar Google.cn habrían ganado todo mi respecto, pero hoy, con su pronosticada arrepentimiento mostró ser uno más. Dejó de ser el Google que admiraba.  No hay nada peor que falta de consistencia de sus propias declaraciones.

En esta batalla, Google se entregó solo como la gallina, fue evidentemente sacrificada para mostrarle a toda la jungla: con la política no se mete. No hay que olvidar nunca, en China, uno no solo le vende a los ciudadanos chinos sino también al gobierno. Al fin y al cabo, el jefe sigue siendo el que manda.

One Comment

  1. shilo
    July 1, 2010

    Hola Karina,creo que es una gran explicación sobre la realidad de Google en China. Muchas gracias por publicarlo.